¿Se puede curar la prostatitis crónica?

próstata sana e inflamada con prostatitis crónica

Entre los hombres de entre 30 y 50 años, la prostatitis crónica es la enfermedad más común. La enfermedad se caracteriza por exacerbaciones frecuentes y es difícil de tratar.

El tratamiento de la prostatitis

¿Se trata la prostatitis crónica? - Preocupa a muchos hombres en edad reproductiva. Desafortunadamente, a lo largo de los años, cada vez más hombres menores de 30 años recurren a los urólogos con este problema.

La causa más común de esta enfermedad son las bacterias que se transmiten sexualmente, como Trichomonas. Un estilo de vida sedentario también juega un papel importante. La prostatitis es una enfermedad bastante peligrosa. Puede provocar infertilidad o la aparición de tumores malignos. Rara vez es posible deshacerse por completo de la enfermedad.

¿Cómo se manifiesta la enfermedad?

Durante muchos años, es posible que un hombre ni siquiera sospeche que tiene prostatitis crónica. La enfermedad puede ser asintomática. Ocasionalmente, puede producirse un dolor leve en los genitales, que se irradia al sacro y al recto. También puede observar una secreción menor de la uretra.

La mayoría de los hombres no toman medidas si tienen estos síntomas y la prostatitis crónica puede causar cistitis o pielonefritis. Si la enfermedad no se trata, pronto pueden aparecer problemas de erección.

¿Es tratable la enfermedad?

La cuestión de la efectividad del tratamiento es muy relevante, ya que la prostatitis crónica causa no solo molestias físicas, sino que también traumatiza la psique de los hombres.

El curso de tratamiento se prescribe para cada paciente individualmente e incluye una amplia gama de procedimientos médicos. Para deshacerse de la enfermedad, utilizan los siguientes métodos:

  1. Tratamiento con medicamentos;
  2. Fisioterapia;
  3. Terapia manual.

El tratamiento también incluye investigación adicional, que incluye:

  1. Consulta de psicólogo, endocrinólogo, cardiólogo;
  2. Investigación del estado hormonal;
  3. Ecografía del sistema genitourinario.

Tratamiento de la prostatitis crónica

La terapia de enfermedades comienza con un cambio completo de estilo de vida. Es necesario restaurar la circulación sanguínea en los órganos pélvicos. Para ello, se prescriben ejercicios de fisioterapia. También necesitas caminar todos los días. Es muy importante tener relaciones sexuales con regularidad. La abstinencia puede dañar el tratamiento.

La efectividad de la terapia está influenciada por la nutrición del paciente. Para los hombres con prostatitis crónica, es importante seguir una dieta especial. Es necesario abandonar por completo el alcohol. La dieta diaria debe incluir productos lácteos y vegetales.

La ingesta diaria permitida de líquidos debe ser de al menos dos litros. Esto es necesario para limpiar el tracto urinario.

Los alimentos grasos, salados y ahumados tienen un efecto irritante sobre la glándula prostática, por lo que deben desecharse. Es aconsejable comer más alimentos que contengan zinc.

El cumplimiento de estas recomendaciones ayudará a evitar una exacerbación de la enfermedad y promoverá la recuperación.

Esta es la etapa preparatoria del tratamiento. A esto le sigue el plato principal, durante el cual se usan los medicamentos.

El tratamiento escalonado le permite controlar su eficacia y realizar los cambios necesarios.

Tratamiento de drogas

Los antibióticos casi siempre se recetan para el tratamiento de la prostatitis crónica en hombres de cualquier edad. Los medicamentos seleccionados correctamente permiten:

  1. Eliminar el proceso inflamatorio;
  2. Acelerar la recuperación;
  3. Reducir la intoxicación.

El tratamiento farmacológico para los hombres implica la ingesta de varios fármacos.

  1. Si las bacterias son la causa de la prostatitis crónica, se prescriben programas antimicrobianos. El tratamiento se lleva a cabo teniendo en cuenta la sensibilidad de un patógeno particular al fármaco. El médico determina qué medicamentos usar, la dosis diaria, la frecuencia de administración y la duración del tratamiento.
  2. Recientemente, para el tratamiento de la prostatitis crónica, se han utilizado fármacos que no se utilizaban anteriormente para ello, a saber, los bloqueadores adrenérgicos alfa-1.
  3. Si no se identifica el patógeno, aún se necesita terapia antiinflamatoria.
  4. Para fortalecer el sistema inmunológico, se prescriben vitaminas.

Los tratamientos a base de hierbas a menudo se agregan a los tratamientos con medicamentos. Recomendamos infusiones de raíz de bardana, espárragos, castañas. Los métodos fisioterapéuticos utilizados para la prostatitis crónica incluyen reflexología, termoterapia, masaje de próstata y acupuntura.

Antibióticos para la prostatitis crónica

Se recetan medicamentos antibacterianos si la prostatitis es causada por patógenos. La elección del medicamento debe tomarse muy en serio, ya que no todos los medicamentos se acumulan en cantidades suficientes en el tejido prostático.

Fluoroquinolonas

Los fármacos de este grupo están muy concentrados en el tejido prostático. Comienzan a actuar gradualmente a lo largo del día, manteniendo una concentración uniforme del fármaco.

Las fluoroquinolonas son medicamentos que se usan principalmente en el tratamiento de hombres con prostatitis crónica, solo si el paciente no padece tuberculosis.

Tetraciclinas

Se ocupan eficazmente de la clamidia y el micoplasma. Por lo tanto, se prescriben si la causa de la enfermedad son enfermedades de transmisión sexual.

Macrólidos

Estos medicamentos rara vez se recetan porque no se comprenden bien. Pero no deben descartarse por completo. Actúan bastante bien en bacterias grampositivas, clamidia y son relativamente no tóxicas.

Los antibióticos solo pueden ayudar si el paciente pasa por todo el curso, que dura aproximadamente dos semanas. Después de la graduación, el médico evalúa el estado del paciente. Muy a menudo, se observan resultados positivos. La prostatitis crónica rara vez se cura por completo. La mayoría de las veces, los especialistas logran una remisión a largo plazo, que puede llevar años.

Profilaxis

Para prevenir una exacerbación, se deben seguir algunas recomendaciones:

  1. No permita que el cuerpo sufra hipotermia. Es aconsejable evitar sentarse sobre una superficie fría. Una excelente opción contra las exacerbaciones sería endurecer el cuerpo;
  2. No puedes ir al baño durante mucho tiempo;
  3. Si necesita estar sentado durante mucho tiempo, necesita un breve descanso cada hora, durante el cual puede caminar y calentar;
  4. Actividad física moderada. El ejercicio matutino y caminar serán suficientes;
  5. Vida íntima moderada. Deben evitarse las relaciones sexuales interrumpidas o demasiado prolongadas;
  6. Lucha contra el estreñimiento;
  7. Es aconsejable evitar lesiones en el perineo;
  8. Es necesario abandonar por completo el consumo de alcohol durante una exacerbación y no abusar durante la remisión;
  9. Si es posible, evite el estrés, la tensión nerviosa;
  10. Someterse a un examen de rutina por parte de un urólogo varias veces al año.

Estas sencillas pautas pueden ayudarlo a mejorar su salud y evitar brotes de prostatitis crónica.